Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

Montar En Bici…

en 16/03/2009

Todos cuando hemos sido pequeños aprendimos a montar en bici. Nos lo enseñaron nuestros padres, nuestros tíos, primos o aprendimos nosotros solos.

No obstante antes de que diéramos una vuelta y otra y otra y otra nos caímos muchas veces. Unas cuántas haciéndonos una buena herida. ¿Y qué hicimos? ¿Nos enfadamos y aparcamos la bicicleta y dijimos que no volveríamos a montar? NO!! Nos levantamos, cogimos la bici otra vez y a dar otra vuelta. Nos volvimos a caer y otra vez a levantarse. Pero esta vez pusimos 2 ruedas suplementarias hasta que cogiéramos confianza con la bici.

Empezamos a andar otra vez con 4 ruedas que hacían que no perdieras el equilibrio. Poco a poco aumentaba tu seguridad encima de la bicicleta. Ibas cogiéndole el gusto de montar sobre ella. Y te animaste a quitar primero una de las ruedas suplementarias y luego la otra.

Y cuando menos miraste y sin darte cuenta tus miedos de caerte se fueron y aprendiste a llevar la bicicleta sobre 2 ruedas. Y luego a hacer un caballito. Incluso a tirarte por una rampa y quedar suspendido en el aire por un par de segundos.

Anuncios

4 responses to “Montar En Bici…

  1. chuxpp dice:

    Pues si…asi es la vida de cualquier niñ@ que empieza a montar en bici. Cuando yo empezé a montar me acuerdo el dia que pasé a montar sin sujeción paterna y solo yo y las cuatro ruedas, iba todo feliz por el pueblo hasta que una de las ruedas pequeñas se quedó enganchada en un regato y metí la fostia padre…nariz rota,y desilusión al tanto…pero no abandoné la ilusión de montar en bici porque mi padre estaba alli para decirme:” LOS NIÑOS no lloran,levantate y monta otra vez porque de los errores se aprende…”…y así fue,aprendi aquel verano a hacer de todo con la bici…:P

  2. wuil dice:

    Mis recuerdos de aprender a montar en bici están asociados a los veranos en el pueblo de mi madre… muy buenos veranos y muy buenas vacaciones. Y como no, también tengo asociados montón de golpes y heridas… La mayor fue al final de una cuesta abajo, había una pared… yo me lancé desde lo alto y llegué la pared antes de lo previsto, no sé cómo no me abrí la cabeza… eso sí, volví a subir hasta lo alto de la cuesta para volver a tirarme

    Pero no vi a ningún niño abandonar la bici y olvidarse. Al final todos aprendimos -otra cosa es en qué estado quedaban nuestras rodillas y codos.

  3. eli dice:

    Mi recuerdo de niña no se si tan bueno por los leñazos q me meti. A mi me enseño mi papi a lo bestia, mis 2 hermanos mayores ya sabian asi q yo era la siguiente.
    Me cojió un buen dia me compro la bici y me dijo ahora te toca a ti, os puedo decir q apesar de las caidas es un recuerdo bonito q tengo algo q mi padre me enseño, a partir d ese dia no he dejado de usarla. La forma mas rápida d aprender
    os lo aseguro por propia experiencia, es lanzarse cuesta abajo, d primero mi padre me llevaba sujeta por detras ,lo tipico, hasta q llego la hora d la mentira y cuando me decia q iba sujeta resultaba q iba yo solita, dandome leñazos contra todo lo q se me pusiese por delante. Al final cuando una se propone un objetivo lo consigue solo es cuestión de proponerselo.

  4. Me gusta q contéis vuestras experiencias de cómo fue la primera vez q montasteis en bici. Pero cuando escribí este post no lo hice precisamente con esa intención. Tiene un mensaje oculto q sólo otra persona y yo entendemos.

    Todas las historias q cuento en el blog van con un propósito y con doble sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: