Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

Juzgar Sin Conocer

en 25/11/2010

No hace mucho tiempo que un gran colega me decía: “Nos guiamos por los comportamientos que vemos a diario en nuestros entornos y en nuestra rutina y cuando realmente conocemos a algunas personas fuera de esos entornos nos llevamos una gran decepción”.

Realmente hacemos nuestra vida y nos mostramos auténticos y tal cual somos fuera del trabajo. Al igual que se dice que en casa te comportas de una manera y en la calle de otra creo que esto es aplicable también al ámbito laboral.

A lo largo de mi vida he juzgado a las primeras de cambio a muchas personas por sus comportamientos, sus gestos y algunos comentarios. Luego por caprichos de la vida he tenido que hablar con estas personas y tratar con ellas. Eso me ha pasado cuando cursaba en el instituto y sobre todo y más importante en el ámbito profesional.

El ejemplo más claro lo tengo en unos prejuicios que creé sobre una persona de género femenino del trabajo y cuyo nombre no diré por razones de seguridad. Recuerdo hará casi 3 años un comentario de ella hacia un amigo mío y el tono en el que se lo soltó. La juzgué como una persona maleducada y con muy malas formas de decir las cosas. Dos años y medio después de aquel comentario que no se me olvida, al volver del proyecto de la Diputación de Álava, ella me preguntó qué tal me fue por el norte y a partir de ahí entablamos una pequeña relación amigable.

Hoy puedo decir que es un encanto de chica y una persona con la que se puede hablar de cualquier cosa. Es más, no hace mucho tiempo le dije que tenía una imagen muy distinta de ella y mis razones.

Otro claro ejemplo y que se remonta a años atrás fue el de un compañero de clase que antes de conocerle me caía mal por verle haciendo gilipolleces por los pasillos. Al año siguiente coincidió en mi clase y nos convertimos en grandes amigos y hoy día si nos vemos nos paramos a hablar y preguntar qué tal nos va.

Y como la vida me ha demostrado que no debemos guiarnos por lo que vemos hacer, por las habladurías y por lo que escuchamos en un preciso momento a tal o cual persona me parece fatal que la gente vaya con prejuicios impuros.

Afortunadamente yo siempre digo que LAS COSAS SE DEMUESTRAN CON HECHOS Y QUE LAS PALABRAS SE LAS LLEVA EL VIENTO. Y luego las personas que creemos que son las peores del mundo son un cacho pan y las que nos creemos que son un cacho pan tienden a la mala educación y los malos modales.

Anuncios

2 responses to “Juzgar Sin Conocer

  1. Hola. Tienes muha razón, no hay que juzgar a primera vista, aunque dicen que la primera impresión siempre es la que cuenta. Tenemos que conocer a las personas y no quedarnos con una vaga imagen.

    Saludos!

    • Memorias De Una Vida y De Un Turista dice:

      Desde luego que la primera impresión cuenta mucho. Pero como ya he dicho no debemos guiarnos por eso. Si así fuera yo habría desperdiciado la oportunidad de conocer a personas maravillosas que ahora conozco y que en su día me caían mal por las apariencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: