Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

Hasta Siempre Pequeño…

en 01/10/2012

Hoy debería haber sido un día para contaros en Memorias de un Turista nuestra ruta de ayer por el Valle del Jerte y La Vera. Pero quiero antes dedicar una entrada en este blog a mi gran amigo Yeiko.

Yeiko fue al principio el sueño cumplido desde niño de tener un Husky Siberiano, luego pasó a ser un compañero de juegos con el que matar mis ratos de aburrimiento en los fríos días de invierno dónde no podía salir a la calle y por último pasó a ser un gran amigo al que quería con locura.

Hace dos fin de semana fui de visita al pueblo y tomamos la decisión que lo mejor para él y para nosotros era llevarlo a un veterinario para acabar con su sufrimiento. Desde hace un año arrastraba una artrosis en todas sus patas y últimamente le costaba andar y hasta mantenerse en pie.

De vuelta a la ciudad le di un último abrazo y las lágrimas se me caían como a un niño pequeño. Sabía que era el último momento ya a su lado y el corazón se me rompió cuando él me empujaba con la cabeza como si supiera que ya no nos veríamos más.

Pero lo que nadie sabe es que durante todo el verano he derramado muchas lágrimas por él. Cuando me quedaba solo en casa y me echaba a su lado y me abrazaba a él viendo que se apagaba poquito a poco como una vela. Hoy sus ojitos azules se han cerrado para siempre.

No quiero quedarme con su último año de vida y sí con los otros 13 restantes dónde todo ha sido felicidad. Las carreras que nos echábamos él corriendo y yo en bicicleta y que me ganaba siempre, las horas interminables jugando con la pelota, las mañanas de fin de semana que se presentaba en mi habitación y se tumbaba todo lo largo que era encima de la cama para jugar conmigo, la alegría con la que corría por la casa cuando iba de visita los fin de semana al pueblo… y un sinfín de cosas más.

Desde muy pequeño he sentido una gran devoción hacia los animales. Tanto que siempre decía que de mayor quería ser veterinario. Al final eso se vino abajo pero nunca se vino abajo mi cariño hacia ellos. Yeiko me ha enseñado y me ha hecho sentir más amor hacia los perros que es mi animal preferido. Me ha demostrado infinidad de veces que a los animales hay que tenerlos más respeto que a muchas personas con las que me he cruzado a lo largo de mis casi 27 años.

Él nunca mordió a nadie en sus 14 años de vida y todo era bondad. Cualquiera que entrara en casa iba a él para que le diera juegos aunque fuera la primera vez que lo viera. A algunas personas incluso les daba miedo que se acercara el perro al verle tan grande querer subirse a ellos para jugar. Solo quería eso, jugar, y nunca hacer daño a nadie.

A partir de hoy en nuestras vidas habrá otro vacío como cuando se fueron seres queridos. Se me va a hacer muy duro llegar a casa y no verle ahí en el pasillo echadito para recibirme. A todos nos llega nuestro momento y hasta el día que vuelva a juntarme con él le diré…

HASTA SIEMPRE PEQUEÑO. NUNCA TE OLVIDARÉ.

 

Yeiko

Anuncios

One response to “Hasta Siempre Pequeño…

  1. Ali_ dice:

    Hace un año tuve que sacrificar a mi perrita, y ufff ya sabes bien el sentir que provoca ese momento, pero… y los de despues?, llegar a casa y no encontrarla y echarla de menos cada dia durante el resto de tu vida.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: