Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

Historia de unas Arras

en 13/05/2013

Hoy hago un inciso en la historia que tanta expectación está generando (Asesinato en Baker Street) para contaros otra historia.

Pero la historia que hoy os cuento es una historia verdadera, es real y tiene protagonistas de carne y hueso.

Hace un par de meses mi hermana vino de visita un fin de semana al pueblo y me la encontré una mañana rebuscando entre su colección de monedas de peseta.

– Yo: ¿qué haces?

– Ella: aquí buscando monedas de una peseta entre mi colección para las arras de mi boda. Pero no consigo juntar las 13 que me hacen falta. ¿Tú no tendrás en tu colección monedas de una peseta? Pero las plateadas. No las rubias.

 

Cogemos mi colección de monedas y nos ponemos a rebuscar monedas de una peseta. Pero la mayoría eran pesetas rubias y tan solo tenía un par de ellas o tres de las plateadas.

– Ella: jo, qué pena. Con la ilusión que me hacía a mí llevar monedas de una peseta en las arras.

– Yo: creo que sé dónde hay monedas de una peseta. Pero no recuerdo si son plateadas o rubias.

– Ella: ¿dónde?

– Yo: hace muchos años, tranquilamente 15 años, escondí en la buhardilla de la casa de abuelo una bolsita con monedas de una peseta. Las metí entremedias de las tablas de madera. No recuerdo dónde están exactamente pero sí sé la zona más o menos dónde las escondí.

– Ella: ¿y para qué metiste esas monedas ahí?

– Yo: te va a partir pero lo hice por si alguien dentro de 100 ó 200 años las encontraba que tuviera un pequeño tesoro.

 

La cara que se les quedó a mi hermana, futuro cuñado y a mis padres era de: “te estás quedando con nosotros, ¿verdad?”.

Así que para que me creyeran cogimos la llave de la casa de mi abuelo y subimos a la buhardilla mi padre, mi cuñado y yo.

No recordaba exactamente dónde las había escondido pero más o menos sabía la zona. Y allí me pongo a rebuscar entre las maderas del tejado y 15 años después aproximadamente aparecen las monedas intactas metidas en su bolsita.

Entre las monedas encontradas aparecen 8 monedas de 1 peseta de color de plata y 18 monedas de 1 peseta rubia. Mi padre y mi cuñado no daban crédito a lo que veían. Cuando llegamos de vuelta a casa y se las di a mi hermana tampoco se lo creía.

Durante todos estos años jamás nadie supo de la existencia de estas monedas. Era mi secreto. No se lo conté a nadie y muchas veces me he acordado de ello a lo largo de estos años.

Y gracias a la tontería de un niño de esconder un tesoro para que sea encontrado 100 años después hoy mi hermana tiene las arras que tanta ilusión le hacía llevar en su boda.

Os cuento esta historia 2 meses después porque lógicamente mi hermana quería contársela primero a la gente cercana que va a ir a la boda. Y luego ya me daría permiso para publicarla yo.

 

Anuncios

4 responses to “Historia de unas Arras

  1. carcamal dice:

    Pues gracias a esta historia mi hermana que no tenia idea de qué arras llevar en su boda…va a llevar pesetas tambien aunq no sabemos todavía de cuánto…jeje

    • Memorias De Una Vida y De Un Turista dice:

      Jajaja. Al final voy a servir de inspiración y todo para otras bodas jajaja. Ya me contarás de cuánto las lleva ella.

  2. isa dice:

    y son las mejores que podría llevar, tienen su propia historia. Son nuestro pequeño tesoro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: