Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

De la ilusión a la congoja en solo unos días

en 04/11/2014

Esta semana debería ser una de esas llena de emoción, de ilusión, de nervios. Dentro de cuatro días llegará un día que llevo esperando dos años: Asturias.

Desde que en septiembre de 2012 estuve de vacaciones en Galicia me fijé como objetivo que mis siguientes vacaciones serían en Asturias; y a ser posible en otoño.

Al fin este año se cumple y desde principios de año tenía la semana del 8 al 17 de noviembre reservada para vivir la magia del otoño asturiano. Cuando todo el mundo se iba de vacaciones en verano a la playa, a la montaña, etc yo contaba los meses para hacer lo propio. Y cuando acabó el verano llegó la ilusión y la espera a que llegara el día 8 para poner rumbo al norte.

Sin embargo esa ilusión, esa emoción y nervios fueron decayendo la semana pasada dando paso a la desilusión, a la congoja, a la antiemoción y a los malos pensamientos que rondan mi cabeza de vez en cuando.

Dentro de 18 días debería ser otro día de ilusión y emoción. Cumpliré 29 años pero hacerte más viejo no es motivo para estar alegre (o sí. Depende de cómo se mire).

Tal día, el día de mi cumpleaños, se cumplirán 5 años desde que inicié la gran aventura por el norte de España, por el País Vasco. Los que me conocéis sabéis de sobra que fue una de las mejores experiencias que he vivido a pesar de las dificultades iniciales. Significó un paso adelante como persona, como profesional y me sirvió como aprendizaje en muchas cosas de la vida.

Precisamente desde mi vuelta de aquella gran aventura mi vida no ha hecho nada más que estancarse. Se ha congelado en el tiempo e incluso ha habido momentos dónde fue para atrás. Afortunadamente se tomó de nuevo el rumbo y hoy en día mi vida profesional va en una dirección deseada.

En cuanto a mi vida personal todo sigue igual y el tiempo pasa deprisa. Ves que todo el mundo tiene su vida fijada, con sus objetivos cumplidos y que si no lo tienen están a punto de conseguirlos. Sin embargo yo veo que no tengo una vida fijada, mi objetivos no se cumplen y lo peor de todo es que no veo que se vayan a cumplir nunca. Porque casi rozando la treintena uno debería tener ya ciertas cosas establecidas, para que pasada la treintena se establezcan otras. Y ni una cosa ni la otra.

Puede que no me entendáis bien en lo que digo. O puede que los que me conocéis como soy y sobre todo con los que he hablado esta semana bien por teléfono o bien por correo sepáis de sobra de lo que hablo. Pero para que os hagáis una idea: la única voz femenina que escucho todos los días al llegar a casa es una que dice: LA BASE DE DATOS DE VIRUS HA SIDO ACTUALIZADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: