Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

Escribir Por Aburrimiento VI

en 28/03/2015

Toc, toc… ¿Hay alguien?

Esperas a que abran la puerta pero permanece cerrada una y otra vez. Quizás no haya nadie, quizás ese alguien no quiera abrir la puerta por miedo a un desconocido o quizás ese alguien ya haya abierto la puerta a otro alguien.

Suena en mi ordenador Enigma: Sadeness/Find Love/Sadeness (Reprise). Desde pequeño me he criado en casa con Enya y Enigma. Es el legado de música que me ha dejado mi padre junto a Scorpions, Pink Floyd o Dire Straits. Hablando de Dire Straits… ¡QUÉ RISAS NOS ECHAMOS AYER CON MARK KNOPFLER! De verdad que hay gente que por llamar la atención le da igual hacer el ridículo.

Nunca me han gustado el tipo de personas que van de “guays” por la vida para conseguir sus objetivos. Se visten “arregladamente” para ir al trabajo como si fueran de fiesta y se “maquillan” para llamar la atención. Y vaya si lo hacen. Es imposible no llamar la atención, pues por unos instantes crees que estás ante Fofó y Miliki y que de un momento a otro va a decir “¿cómo están ustedeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeees?”. Lo más triste es que esta gente consigue llamar la atención de la manera que quieren. En fin, no vamos a seguir manchando el blog hablando de estos animales sin educar.

Hace 1.840 días, o lo que es lo mismo, hace 5 años y 14 días que me despedí de una gran ciudad. Esa gran ciudad tiene por nombre San Sebastián, Donostia, Donosti y será Capital Europea de la Cultura en 2016. Aquel 14 de marzo de 2010 dije mirando a la bahía de La Concha, desde el Monte Igeldo, que iba a volver. Y a día de hoy tengo una fecha planeada de esa vuelta.

Me gusta planificar con mucha antelación mis vacaciones. El año pasado reservé el día 2 de enero la entrada a Muniellos, en Asturias, para el día 10 de noviembre. Y llegado tal día me quedé maravillado por lo que esconde la naturaleza en esta Reserva de la Biosfera.

El pasado día 17 de marzo tomé la decisión definitiva del lugar que iba a visitar este año. Yo no soy de calor, no soy de playa y en verano es rara la vez que me voy de vacaciones. Como amante de la montaña, de los bosques, del otoño, prefiero ir de vacaciones en noviembre para ver el traje de colores que nos brinda la mencionada estación. Y este año mi objetivo es visitar el Hayedo de Altube y el de Otzarreta; ambos en el País Vasco.

Por supuesto volveré a pisar la gran Donosti para cumplir mi promesa. Volveré más tarde de lo que me hubiera gustado pero volveré. Y también me gustaría volver a visitar la Playa de Itzurun en Zumaia; mi playa favorita de todas las que conocí hace cinco años.

La promesa que no he cumplido es la de volver a escribir una historia sin tardar cinco meses. Lo prometí el día 9 de octubre de 2014 (cerrando Los Huesos olvidados) y desde entonces no he vuelto a escribir ninguna historia. Porque la que escribí el 17 de noviembre (Fantasías de una tarde de otoño) creo que no cuenta mucho. Unas veces por falta de tiempo, otras por cansancio, otras por perrería y otras por falta de ideas. El caso es que no me he vuelto a sentar a intentar escribir algo. Y la verdad es que me da mucha pena porque estoy oxidado.

Se va acercando el momento del cambio horario, el momento de dormir una hora menos, de tener más sueño por las mañanas, de volver a acostumbrarse a la nueva hora, de volver a tener que esperar a mi amigo Sergio en la salida de mañana. Porque si ya de por sí es normal que se quede dormido, mañana con más motivo 😉 😉 😉

Nos vamos a Zamarrillas, una aldea abandonada cerca de Valdesalor (Cáceres). Tiraremos algunas fotos, nos acercaremos al Pantano de Valdesalor y luego subiremos las fotos a Memorias de un Turista.

Y esto es todo por hoy. Nos vamos a acostar pronto que hoy llegan las tres de la madrugada antes que otros días jeje.

La voz de Enigma se va apagando poco a poco en Beyond the Invisible (es una de las que más me gusta), de la misma manera que se apagan las luces llegando la nueva luz del día, de la misma manera que se apaga el fuego cuando se consume la leña, de la misma manera que nos vamos apagando todos cuanto más años sumamos.

Tan solo una cosa más. Me gustaría estar en noviembre con una chica de pelo moreno y rizado observando las vistas desde Igeldo, pero como dice la canción con la que terminamos la noche… But someday we’ll meet again and I’ll ask you, I’ll ask you why, why it has to be like this.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: