Memorias De Una Vida

Diario De Un Aventurero Por La Vida

La odisea del Tamron SP 90mm Di MACRO

Desde Semana Santa más o menos llevaba dándole vueltas a la cabeza la idea de comprarme un objetivo nuevo para la cámara réflex. Como ya comenté en entradas anteriores buscaba una nueva perspectiva a la fotografía y otro punto de vista.

Mi primera opción fue hacerme con un gran angular pero los objetivos que se me antojaban no me convencían del todo. Y más aún cuando no valían para formato Full Frame. Está claro que mi Canon EOS 550D no es de este formato pero si te apasiona el mundo de la fotografía como a mí entonces hay que mirar al futuro. Y quién sabe si dentro de unos años no tendré en mis manos una cámara Full Frame.

Como segunda opción empecé a mirar objetivos MACRO y las fotografías que se podían hacer con ellos. Aquí sí que tenemos una amplia gama de objetivos y marcas que sí valían para Full Frame y durante un mes aproximadamente estuve comparando objetivos e informándome en foros de fotografía si valía la pena comprar uno u otro.

Elegí el Tamron SP 90mm f2.8 Di MACRO sin estabilizador ya que era más económico que el que sí lo lleva. Entraba dentro de mi presupuesto costando menos de 300€ en una tienda de Hong Kong. Me arriesgué con la compra por ahorrarme 120€ y la apuesta salió mal.

A los quince días de comprarlo me llega el objetivo a casa sin ningún problema. La ilusión de recibir el paquete era máxima pero se esfumó enseguida al ver que me habían enviado el objetivo para una cámara Nikon y no para Canon que es la mía. Me puse en contacto con el vendedor y le expliqué el conflicto. Me dijo que lo devolviera y que me enviaban de nuevo el correcto. Estuve de acuerdo excepto en una cosa: no quería que me volvieran a enviar el objetivo. Quería que me devolvieran el dinero.

Al haberlo pagado con PayPal no tuve ningún tipo de problemas. Otros quince días después llegó el objetivo de nuevo a Hong Kong y automáticamente me devolvieron el importe.

En estos quince días dónde estaba el objetivo para Nikon viajando compro de nuevo el Tamron 90mm MACRO sin estabilizador en otra tienda también de Hong Kong. Me cuesta 12€ más barato pero la razón por la que lo compré aquí es porque me daban un año de garantía europea; cosa que la anterior no hacía.

Pues bien, tras cinco días sin recibir respuesta ninguna me decido a escribirles para preguntarles cuándo saldrá el objetivo. Me contestan que el producto no se encuentra en stock y que no saben cuándo lo van a tener. Eso sí, el dinero bien que lo recogieron enseguida. En ningún momento muestran seriedad ni profesionalidad ninguna al no ponerse en contacto conmigo para indicarme nada de nada. Al escribirles yo me preguntan que cómo procedemos con la compra. Por supuesto les dije que me devolvieran el dinero (aparte de decirles que no eran serios ni profesionales).

De nuevo pasan dos días sin recibir respuesta y me toca tanto los coj… que les abro una disputa en PayPal. Al día siguiente me contestan A MI CORREO PERSONAL y nunca por PayPal que para proceder al reembolso del dinero tengo que quitarles la disputa abierta. Les vuelvo a contestar que la disputa no la quito hasta que no vea mi dinero en mi cuenta y que ese tema no se debe tratar por correo personal sino a través de PayPal.

¿La contestación? La misma que un día antes diciéndome que hasta que no les quite la disputa de PayPal no procederán con el reembolso. Esto ya me toca tanto los coj… que sin contestarles nada elevo la disputa de PayPal a RECLAMACIÓN para que los PROFESIONALES de PayPal, y repito PROFESIONALES de PayPal (porque esta gente sí que son unos profesionales como la copa de un pino), se hagan cargo del caso y se pongan en contacto ellos con el vendedor. Les expliqué mi caso (diciéndoles incluso que el gilipollas era yo por confiar una segunda vez en los asiáticos) y en cinco días ya tenía mi dinero en la cuenta bancaria.

Una vez resuelta la odisea del objetivo decido comprar en una tienda de Canarias dónde ya realicé la compra del Canon EF 50mm 1.8 y dónde no tuve ningún tipo de problemas. Les pregunté por el Tamron sin estabilizador pero me dijeron que no lo tenían en stock (y me contestaron en solo una hora). Al final tras mucho pensármelo, a pesar que se salía algo de mi presupuesto, decidí comprar el jueves pasado el Tamron SP 90mm f2.8 Di VC USD 1:1 MACRO.

Ayer lunes me llegó a casa y fue un alivio ver que al fin tenía mi objetivo. Estuve haciendo algunas fotografías a mis juguetes favoritos y esta tarde he salido por las cercanías del Río Guadiana para comenzar a darle uso en el campo. Ha hecho bastante viento y he pensado eso de “no hay mal que por bien no venga”. Si las tiendas de Hong Kong hubieran hecho bien su trabajo ahora mismo tendría el objetivo sin estabilizador y no habría sido posible tirar las fotos de esta tarde. Porque aún con el estabilizador activado ha habido algunas fotos que no han salido nítidas.

Tamron SP 90mm f2.8 Di VC USD MACRO 1:1

Tamron SP 90mm f2.8 Di VC USD MACRO 1:1

La familia crece

La familia crece

Playmobil captado con el Tamron 90mm MACRO

Playmobil captado con el Tamron 90mm MACRO

Playmobil captado con el Tamron 90mm MACRO

Playmobil captado con el Tamron 90mm MACRO

Playmobils captados con el Tamron 90mm MACRO

Playmobils captados con el Tamron 90mm MACRO

Anuncios
Deja un comentario »

Mi sueño fotográfico

En diciembre de 2011 di un salto en mi mundo de la fotografía comprándome una cámara digital réflex. Se trataba de la CANON EOS 550D, que si bien es cierto que hoy día se ha quedado ya bastante atrás, por entonces era de las mejores cámaras aficionadas de Canon.

Unos meses más tarde, ya en julio de 2012, haría la compra de un objetivo nuevo que tuviera más alcance: el Canon EF-S 55-250 mm. Recuerdo que lo compré exclusivamente para fotografiar los detalles de la Catedral de Santiago que iría a visitar un mes y medio más tarde.

Por entonces era feliz con mi cámara y mi nuevo objetivo. Salía a fotografiar la naturaleza y la arquitectura de pueblos extremeños y me volvía a casa satisfecho con todo lo conseguido.

En junio de 2013 “me hicieron un regalazo” y con ese dinero pude comprarme el Canon EF 50mm 1.8. Mi primer objetivo de focal fija y del que mucha gente me había hablado maravillas. Yo mismo tuve la oportunidad de probarlo unos meses antes y me gustó su calidad/precio. Por lo tanto me lo compré exclusivamente para la boda de mi hermana que se celebraría un mes después.

Son ya más de 21.000 fotos las que he tirado con la Canon y ha llegado tal punto que me aburre ver siempre el mismo tipo de fotografías. Desde hace un par de meses son muchas las horas que invierto en internet buscando un objetivo nuevo que de un toque distinto a mis fotografías.

Mi propósito principal era hacerme con un gran angular y estuve a punto de comprarme uno de Sigma compatible con Canon: el Sigma 10-20mm f3.5. Algo me dijo que tenía que echarme atrás y finalmente no lo compré. Su precio se me iba un poco de mi presupuesto rondando los 500€ para ser un objetivo que solo vale para las cámaras de formato APS-C.

Barajé mi segunda opción buscando ese toque distinto en la fotografía: un objetivo MACRO. Valoré seriamente la opción de comprar el Canon EF 50mm f2.8 MACRO pero las fotos que vi por internet no me convencieron del todo. Yo quería algo más.

Tras muchas vueltas buscando por páginas, blogs y foros descubrí un objetivo de Tamron del que mucha gente habla maravillas. Busqué fotos tiradas con este objetivo y no lo dudé; el Tamron SP 90mm f2.8 MACRO era mi objetivo. Y además es un objetivo que vale tanto para cámaras APS-C como Full Frame; costándome bastante más barato (menos de 300€) que el gran angular que había estado mirando. A día de hoy viaja hasta mi casa y cuento los días para tenerlo entre mis manos.

Y aquí llegamos al sueño que todo aficionado al mundo de la fotografía tenemos en mente: una cámara Full Frame.

A día de hoy no tengo pensado cambiar de cámara (aunque he de reconocer que alguna vez me ha dado tal impulso jaja). El día que lo haga es posible que sea para dar otro salto más de calidad (ir hacia atrás sería absurdo) y creo que a lo máximo a lo que aspiro es a una Canon 7D; que si no lo sabéis es la cámara más PRO de formato APS-C que posee Canon. Ahora mismo está tirada de precio y es bastante asequible. Es incluso más barata que la recién salida Canon 70D. ¿Por qué? Simplemente porque está a punto de salir la nueva versión de la 7D que tendrá mejores prestaciones y, como es lógico, su precio será mayor.

Os he dicho que a lo máximo que aspiro es a una Canon 7D pero no hace ni una semana descubrí que la Canon 6D no es mucho más cara. Buscando bien se puede conseguir por unos 1.100€ (solo cuerpo) y se trata ya de una cámara Full Frame. Es la más baja de Canon en este formato y está bastantes pasos por detrás del buque insigna: la Canon 5D Mark III que se va ya hasta los 2.100€. Esa sí que está fuera del alcance de mis manos y de mi presupuesto.

Por ahora, tanto la 7D como la 6D es solo un sueño. Nos tendremos que seguir conformando con objetivos cada vez mejores. Yo tengo claro que no volveré a comprar un objetivo que sea EF-S (válido solo para formato APS-C), por si algún día se cumple el sueño de Full Frame. Si llega, os lo contaré.

Deja un comentario »

Ensayando la profundidad de campo con los Playmobil

Siempre en mis fotos intento buscar la máxima calidad. Y cuando hablo de máxima calidad no me refiero a una foto dónde salgan los colores bonitos, a máxima resolución o un super paisaje.

Cuando salgo a tirar fotos siempre busco ángulos de visión distintos a los vistos de manera común. Unos amigos míos siempre me están diciendo que me encanta revolcarme por los suelos. Y no les falta razón porque las fotos a ras de suelo me encantan ya que se consigue una gran profundidad de campo.

Y hablando de la profundidad de campo pues hoy me he puesto a practicarla con mis queridos playmobil. No he conseguido unas fotos espectaculares, para ponerlas de fondo de escritorio o para imprimirlas en papel pero ensayando con ellas luego puedo ponerlo en práctica en mis salidas al campo que son mis favoritas.

La verdad que me hace gracia la gente que se tira todo el día leyendo tutoriales de fotografía, viendo vídeos y documentación relativa a cómo sacar mejores fotos y se queda ahí. Ale, cuánto sé de fotografía. Lo que hay que hacer es lo que hacemos mi habitual compañero de aventuras y yo. Salir cada fin de semana o cuando surja la oportunidad a hacer fotos al campo, a los edificios o a lo que te encuentres por el camino. Y de esta manera será como mejor aprendas y pongas en práctica todo lo aprendido a base de teoría. Menuda diferencia hay entre las primeras fotos que sacaba con la réflex y las últimas que hago.

Mi sueño es hacerme algún día con un objetivo gran angular. Y el que quiero es el Canon EF-S 10-22 mm. He visto fotos realizadas con él y es lo que yo busco en las mías. Pero con los objetivos que tengo es misión imposible. Cuando llegue el día de tenerlo sin ninguna duda os lo contaré.

Aquí os dejo con las fotos realizadas a los playmobil…

 

Deja un comentario »

Mi Nueva Adquisición: CANON EOS 550D

Llevaba ya tiempo queriendo comprar una cámara en condiciones. Aunque mi vieja cámara digital Sony DSC-S650 tiene ya unos años realmente la llevo dando uso en los dos últimos años. Empecé a sacar fotos en cantidad en mi aventura por el norte de España.

Poco a poco me empecé a enganchar en este mundo de la fotografía y a perfeccionar mis fotos. Hace poco echaba un vistazo a mis primeras fotos y decía: “qué fotos más malas sacaba hace 2 años en comparación con las que saco ahora”. A pesar de la belleza de todo el norte vasco las gran mayoría de fotos me salían desenfocadas, con mucho cielo o con el horizonte del mar torcido.

Todas esas cosas las fui corrigiendo en mis salidas a ver mundo extremeño y ya sacaba el horizonte correcto, más o menos bien enfocadas e incluso busco ángulos nuevos desde dónde sacar fotos a los sitios que me gustan.

A pesar de esas grandes mejoras siempre había algo que no podía mejorar: la calidad de las fotos. Era la hora de dar el salto hacia una cámara réflex semiprofesional para sacar fotos en condiciones.

La idea de comprármela ya se me pasó por la cabeza durante los dos meses que he estado en Madrid trabajando pero siempre pensaba: ¿y si viene un gasto imprevisto qué?

Al final después de mucho pensármelo he llegado a la conclusión que o era ahora o más adelante era imposible debido a los gastos que se avecinan. Así que me he comprado la Canon EOS 550-D con un dinero que tenía ahorrado y ya lo recuperaré con las pagas extra de diciembre.

Mañana mismo me voy de ruta senderista pero aún no la estrenaré. Primero quiero aprenderme bien todas las funciones y cuando ya esté listo pues la sacaré de paseo. Aún no he sacado ni tan siquiera una foto pero mi peque tiene el 99% de posibilidades de ser el que estrene la cámara. Luego ya me iré por la parte antigua de Cáceres y sacaré fotos a diestro y siniestro hasta que coja soltura.

Sin más que decir me despido y ya os iré subiendo fotos al blog de Memorias de un Turista. Otra cosa no pero uso la voy a dar un rato.

Canon EOS 550D

Deja un comentario »